Homenaje a David Bowie

Enero está llegando a su fin y, con él, se han ido algunos rostros bastante conocidos en el mundo de la música y el cine. Por ello, para cerrar este mes de enero, he decidido dedicarle una breve entrada homenaje al camaleónico David Bowie. Aunque parezca un poco raro hablar de Bowie en un blog de literatura, debemos tener en cuenta que tanto música como literatura entran dentro de ese universo que conocemos como artístico, además, muchos músicos se inspiran en obras literarias y muchos literatos reciben influencia del mundo de la música. Si echamos la vista atrás y analizamos los principales movimientos artísticos que se han dado a lo largo de la historia, comprobaremos que, la mayoría de ellos, se han dado de forma simultánea en pintura, escultura, literatura, música, filosofía, etc. Por ejemplo, las vanguardias no son algo exclusivo del arte, sino que también tenemos movimientos vanguardistas en música y literatura. Las artes, por lo general, responden a un pensamiento determinado, por ello, van cambiando a lo largo del tiempo, se influyen unas a otras y reflejan el pensamiento de una época.

David-Bowie

Sabemos que Bowie fue un ávido lector a lo largo de su vida, se interesó por la literatura e incluso presentó una lista con 100 recomendaciones literarias. Pero no solo la literatura influyó en la música de David Bowie, sino que el cine y el auge de la ciencia ficción de finales de los 60 interesaron mucho al músico. Por ello, no es de extrañar que se inspirara en la película de Stanley Kubrick, 2001: Una odisea en el espacio, para componer la inolvidable Space oddity. A Bowie le gustaba mucho crear personajes y narrar historias en sus álbumes, de hecho, Space oddity es un claro ejemplo de la gran capacidad narrativa del británico. Aprovechando la referencia que acabo de hacer a Kubrick voy a hablar de una de las obras predilectas para Bowie y que, además, se incluye en la mencionada lista de libros que realizó, esta obra no es otra que La naranja mecánica del también británico Anthony Burgess. Obra contemporánea reconocida a nivel mundial, especialmente, gracias a la adaptación cinematográfica realizada por Kubrick; esta obra nos presenta una distopía muy interesante en la que un joven y sus ‘drugos’ viven al margen de la sociedad y se dedican a sembrar el mal allá por donde van. Son jóvenes y son violentos, carecen de aspiraciones en la vida, finalmente, el protagonista, Alex, es encarcelado y posteriormente sometido a un tratamiento que cura la violencia. Este tratamiento está financiado por el Estado que, obviamente, pretende con él mantener a raya a todo individuo que se considere enemigo público. La obra nos plantea cuestiones como el libre albedrío, el poder de la autoridad, la violencia del hombre etc. Es una obra que ha sido leída por numerosos jóvenes, que estuvo muy de moda durante la juventud de Bowie y que alcanzó gran popularidad gracias a la película homónima. Por tanto, no es de extrañar que esta sea una de sus grandes influencias, vemos ejemplos de esta influencia en algunas de sus composiciones. Por ejemplo, los looks elegidos para representar a su personaje Ziggy Stardust están inspirados en el vestuario de la película de Kubrick. La influencia de esta obra es tan grande que, incluso en su último trabajo, Blackstar, vemos huellas de la misma, por ejemplo, en la canción Girl loves me, utiliza el Nadsat, jerga utilizada por los jóvenes en la novela de Burgess que se caracteriza por el uso de léxico perteneciente a lenguas eslavas, en especial, el ruso.

Aquí os dejo una imagen en la que podemos apreciar la influencia del look futurista de la película en la estética adoptada por el artista.

PicMonkey Collage

Aquí, podéis escuchar la mencionada canción y apreciar el vocabulario Nadsat que utiliza, como vemos, la obra de Burgess fue una de sus grandes influencias hasta el final de su vida.

Bowie se ha caracterizado por ser un artista muy polifacético, que siempre ha estado reinventándose, fue un adelantado a su tiempo y la gran inspiración de muchos de los artistas que tenemos hoy en día. Ha sido un destacado productor e, incluso, se atrevió con la interpretación. No quiero extenderme demasiado con esta entrada porque creo que, nos guste más o nos guste menos, la importancia de David Bowie para la música es innegable y, por tanto, no creo que pueda decir nada nuevo. Así que, simplemente, voy a comentar alguna influencia literaria recibida que considero importante y algunos ejemplos del legado que él ha dejado a la literatura. En primer lugar, me gustaría destacar la novela The man who sold the Moon del norteamericano Robert Anson Heinlein, obra importante para la literatura de ciencia ficción y que, como el nombre insinúa, inspiró la canción The man who sold the World. No cabe duda de que la ciencia ficción fue una de las grandes inspiraciones de Bowie y, al mismo tiempo, él dejó una importante huella en la misma.

Destacamos la influencia ejercida por Bowie sobre Neil Gaiman, autor británico de obras de fantasía, que posee un relato titulado The return of the Thin White Duke (El retorno del Delgado Duque Blanco), podéis leerlo en inglés en el siguiente enlace: http://www.neilgaiman.com/Cool_Stuff/Short_Stories/The_Return_of_the_Thin_White_Duke. La ganadora del Premio Pulitzer, Tracy K. Smith, dice verse enormemente influenciada por el artista británico, no es de extrañar que posea una colección de poesía titulada Vida en Marte, en clara alusión a la canción de Bowie Life on Mars? Os dejo aquí uno de los poemas de esta escritora en el que nombra directamente al músico.

De noche, las estrellas brillan como el hielo y la distancia
que abarcan oculta algo elemental. No es Dios exactamente.
Es más un Bowie esbelto y brillante, un Starman o un as cósmico
que flota, balanceándose, y se esfuerza en hacernos ver.
¿Y qué haríamos, tú y yo, si supiéramos con certeza

que hay alguien que escudriña a través del polvo
diciéndonos que nada desaparece, que todo pervive a la espera
sólo de ser lo bastante deseado para volver? ¿Regresarías entonces,
aunque fuera por unas pocas noches, a esa otra vida en la que tú
y ella, la primera, os amabais, ciegos por una vez al futuro y felices?

¿Me pondría otra vez el abrigo y volvería a la cocina en la que esperan
sentados mi padre y mi madre, con la cena calentándose en el horno?
Bowie nunca morirá. Nada vendrá a por él mientras duerme
ni surcará sus venas. Y jamás envejecerá,
como la mujer que perdiste, que siempre será morena

y sonrosada, corriendo hacia una pantalla electrónica
que marca los minutos, los kilómetros que quedan. Como la vida
en la que siempre soy una niña que mira por la ventana el cielo nocturno,
convencida de que un día tocará el mundo con las manos
aunque queme.

No deja rastro. Se desliza veloz como un gato. Así es Bowie:
el Papa del Pop, callado como Cristo. Como una obra
dentro de otra obra, tiene doble copyright. Las horas

gotean como el agua de un aire acondicionado. Aguantamos,
aprendemos a esperar. En silencio, con desgana, llega el colapso.
Pero no para Bowie. Ladea la cabeza, dibuja esa sonrisa malvada.

El tiempo no se detiene, pero ¿acaba? ¿Y cuántas vidas
antes del despegue, antes de encontrarnos más allá
de nosotros mismos, todo glam y destellos dorados?

El futuro ya no es lo que era. Hasta a Bowie le apetece
beber algo bueno y frío. Los jets cruzan el cielo
como almas migratorias.

Hasta aquí llega mi pequeño homenaje a David Bowie, espero que os haya gustado, me despido con una canción del artista y con una frase que escribió Billie Joe Armstrong, vocalista de Green Day, en una dedicatoria al conocer la noticia del fallecimiento de Bowie:

“I’m humbled to have lived on the same planet, at the same time as David Bowie. He is a hero… Is there life on Mars?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s