El periodismo de Mariano José de Larra

Mariano José de Larra fue un eminente articulista del siglo XIX, con una gran claridad y vigor en su prosa. Tiene como precedentes a Quevedo, Feijoo, José Cadalso y Jovellanos. Aunque no compartió los postulados literarios del Romanticismo, su agitada vida y su muerte lo acercan a los ideales y modelos románticos. Es considerado un romántico rebelde y revolucionario que denunció, gracias a sus artículos periodísticos, los problemas sociales y políticos que tenía España en esa época. Su figura sería reivindicada, años más tarde, por los integrantes de la Generación del 98.

El periodismo comenzó a cobrar importancia en el siglo XVII, se utilizó como medio para difundir las ideas ilustradas. En ese momento se asienta el periodismo, gracias a personajes tan ilustres como Nipho, y pasó a ser un elemento de la vida diaria de los españoles. El periodismo del siglo XIX guarda estrecha relación con el movimiento literario del costumbrismo. Concretamente en la disciplina que estamos tratando surgieron los cuadros costumbristas, que alcanzó su apogeo con articulistas como Larra, Mesonero Romanos y Estébanez Calderón.

Larra, al igual que otros articulistas del momento, firmaba con un seudónimo en sus artículos, esta tendencia a las “máscaras” surge como un modo de ocultar la verdadera identidad. Sin embargo, el autor aparece constantemente en sus artículos, del mismo modo que algunos asuntos autobiográficos los utiliza en otras obras. Con el uso del seudónimo Larra entronca con la tradición periodística del siglo XVIII, y lo realmente interesante es el juego que establece en sus escritos con distintos nombres “apócrifos”, desdoblándose y oponiendo diversas perspectivas. El seudónimo más interesante es el de Fígaro de origen francés, relacionado con el personaje del Bonmarchais. Tiene cinco volúmenes escritos entre 1835 y 1837 recogidos en  Fígaro. Colección de artículos dramáticos, literarios, políticos y de costumbres.

En cuanto a su estilo, tiene una concepción dinámica de la lengua que le lleva a acuñar palabras con frecuencia, busca renovar el instrumento lingüístico, y defiende la invención léxica siempre que el escritor lo considere necesario, así la lengua avanza y progresa. Utilizaba un léxico político intelectual y moral del periodo romántico,  usa términos como ‘patria’, ‘Estado’, ‘gobierno’, ‘administración’, ‘sistema’, ‘régimen’, etc. Vemos muchos términos en sus artículos que en ese momento no eran recogidos por la  RAE. Por tanto, desde el punto de vista político, Larra hace una gran aportación al vocabulario político romántico. En el artículo “Las palabras” hay toda una enumeración en cursiva, esto es porque son palabras nuevas o utilizadas con otros significados.

Comentario del artículo “La policía”

He decidido comentar “La policía” un artículo de Larra que, en mi opinión, trata temas muy actuales y que siguen vigentes en la actualidad. Podéis disponer de él en versión PDF en Internet o en la Biblioteca más cercana. Podemos ver en este texto dos partes diferenciadas, una dirigida hacia la censura, y otra dirigida hacia la policía. Para criticar estos dos elementos utiliza la ironía, es decir recurre a decir bondades y ventajas de estos elementos, mientras que quiere decir justo lo contrario. La censura, a pesar de haber disminuido con la muerte de Fernando VII y que permitió más libertad de expresión a los escritores románticos, seguía presente en la época. Cuando habla de la policía parece un elogio, sin embargo, sigue utilizando la ironía. Por ejemplo, para él la policía es herencia ‘legítima’ de los diez años de absolutismo, es decir, la policía es la misma que la que existía en la época de Fernando VII, esa policía que había asesinado y masacrado. Acaba diciendo que los ciudadanos aun tendrán que dar las gracias y pagar a la policía por espiarles, perseguirles, cohibirles, etc.

Viñeta actual sobre la policía.

policias_EDICRT20140205_0001_3

Como vemos, Larra denunciaba los problemas de la España del momento, que lamentablemente parece que vuelven, así lo vemos en la viñeta de arriba. Este artículo lo interpreto como una denuncia a la falta de libertad de expresión, primero por parte de la censura que oprimía a los intelectuales, y segundo por parte de la policía, que se encargaba de castigar y perseguir aquello que el Estado consideraba incorrecto. ¿Qué opináis vosotros? ¿Crees que los males que denunciaba Larra siguen vigentes en la actualidad?

Larra cumplió con una misión social y política muy importante, como periodista quiso dejar constancia de aquello que ocurría en el momento, él era consciente de que aquello que escribiese perduraría hasta nuestros días. Quizá su intención era alertar a la ciudadanía de los problemas del pasado para que no volviésemos a repetirlos. Larra fue un revolucionario que contribuyó en la política introduciendo nueva terminología, denunció aquello que la ciudadanía no tenía forma de expresar, en definitiva, hizo un gran trabajo como periodista, como voz de un pueblo mudo. Él vio en el periodismo una forma de ayudar al país y a la ciudadanía, quizá esto se haya perdido con la mass media. ¿Qué creéis vosotros? ¿Qué papel tienen los medios de comunicación en la actualidad? ¿Nos ayudan o nos perjudican? ¿Hay censura o libertad de expresión?

La visión de Luis Quiles a través de sus ilustraciones:

LUIS_QUILES_ilustraciones_arte_y_artistas_net_7-552x210

ilustraciones-luis-quiles_002

Si queréis saber más sobre los medios de comunicación actuales podéis visitar:

https://palabrasenmascaradas.wordpress.com/2015/11/29/manuel-vazquez-montalban-y-su-manifiesto-subnormal/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s