La Representación de los Reyes Magos

Como ya os adelantamos en nuestra entrada anterior, https://palabrasenmascaradas.wordpress.com/2016/01/02/el-villancico/, y con motivo de la festividad del día 6 de enero, hemos pensado que sería interesante hablar de una de las representaciones teatrales más antiguas que conocemos en el mundo hispánico. Para comenzar, me gustaría realizar una breve introducción al teatro medieval y, a continuación, explicaré los símbolos de la obra en cuestión.

AutoReyesMagos

En la Edad Media, existían diversas formas de teatralidad como el gesto, el baile o la danza. Eran funciones sencillas que se representaban en lugares como la iglesia, las plazas o los espacios cortesanos, no existían lugares específicos para las representaciones teatrales. El texto era escaso y carecía de normas, por ello, para algunos críticos, no se trataba de teatro propiamente dicho. Sin embargo, podemos hablar de representaciones primitivas, más o menos elaboradas, que existieron en época medieval. Hasta el siglo XV, solo contamos con el testimonio de la Representación de los Reyes Magos, aunque tenemos datos y noticias acerca de ciertas formas de espectáculos teatrales. Por influencia de la iglesia, el teatro clásico que existía anteriormente se encontraba en decadencia. Los más cultos recordaban a Plauto y Terencio en círculos restringidos, fundamentalmente universitarios, a diferencia del resto del pueblo que se quedaría al margen. La pérdida de la tradición clásica fue tan grande que, con el tiempo, se perdería la idea de qué era el teatro y se creía que eran plazas en las que los antiguos celebraban fiestas y banquetes. A pesar de esto, sabemos que comenzó a desarrollarse un teatro litúrgico que nace en las iglesias y está vinculado a festividades religiosas.

Auto de los Reyes Magos

rrmm

En Castilla, aparece un testimonio de estas representaciones que es la Representación de los Reyes Magos, siglos XII-XIII aproximadamente. Se trata de un manuscrito compuesto por 147 versos polimétricos. Es un texto fundamental para la historia de la literatura porque es el primer texto teatral en lengua romance, además, posee rimas bastante anómalas en castellano, motivo por el que se cree que esta no era la lengua materna del autor. El nacimiento de esta obra se vincula a la ciudad de Toledo porque, en ella, existía un gran plurilingüismo y esto explicaría la utilización de términos en árabe. La coexistencia de las culturas árabe, judía y cristiana propició la aparición de este tipo de obras.

La obra comienza con un monólogo en el que los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) cuentan que han visto una estrella desconocida, creen que esto puede ser una señal del nacimiento del mesías y, por ello, deciden seguirla. Antes de emprender su camino, se detienen en el palacio de Herodes y le narran lo sucedido, este les dice que sigan la estrella aunque se muestra descontento ante la noticia del nacimiento. La obra finaliza con el desconcierto y el miedo de los sabios de la corte de Herodes, puesto que se ha producido un acontecimiento del que no tenían ninguna noticia.  Se cree que el texto podría estar incompleto porque no aparece la escena de la adoración, sin embargo, esto es algo que se podía representar sin necesidad de escribirlo, como consecuencia, no podemos tener la certeza de que el texto que tenemos este completo.

Símbolos

estrella

Uno de los elementos más simbólicos e importantes de esta representación es, sin duda, la estrella. La estrella abre la obra, nos indica que se va a producir un acontecimiento importante, es la guía de los tres reyes. Su aparición supone una sorpresa, la primera palabra utilizada en relación con la estrella es la de ‘maravilla’, que en el léxico medieval significa milagro. Los personajes discuten sobre la procedencia de la misma y, al no saber su procedencia, llegan a la conclusión de que se trata de un milagro, de una anunciación, de la llegada de un nuevo ser encargado de iluminar al mundo. Los tres reyes obsequiarán a este niño con: oro, incienso y mirra, que simbolizan lo terrenal, lo celestial y lo humano respectivamente. Como vemos, cada regalo posee una gran carga simbólica, la estrella es el eje central de la obra y simboliza el paso del tiempo.

Por otro lado, tenemos que destacar la importancia de los personajes, según el simbolismo teológico, el número tres representa la trinidad. Además, es importante señalar que los reyes en su conjunto simbolizan las tres edades del hombre: juventud, madurez y vejez. Esto lo vemos en su apariencia física: por un lado, tenemos a un rey de barba blanca que estaría representando la vejez; por otro, encontramos un rey de barba de color, símbolo de madurez; finalmente, el último rey es imberbe, es decir, está representando la juventud. La barba es la clave interpretativa de este simbolismo.

Espero que os haya gustado nuestra pequeña aportación relacionada con las fiestas navideñas.

reyesmagos-jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s